El 'Camino' une a Molinaseca y a Japón, que se hermanarán para promocionar el peregrinaje

La nipona Ruta de los 88 Templos se fija en el Camino de Santiago para promocionarse y alcanzar la catalogación de Patrimonio de la Humanidad. 
Japón también tiene su ‘Camino’. Es la Ruta de los 88 templos, un itinerario de 1.200 kilómetros que lo jalonan estas construcciones religiosas japonesas.
Ruta de los 88 Templos
Para darlo a conocer, las autoridades niponas se han fijado en el Camino de Santiago, más aún en este Año Jacobeo, y en concreto en una de las localidades con más tradición ‘peregrina’, como es Molinaseca. Esta localidad leonesa se hermanará con varios pueblos japoneses para poner en valor ambas rutas y fomentar el intercambio de peregrinos.

Una delegación de representantes de la institución que gestiona la Ruta de los 88 templos ha visitado este lunes León para mantener un encuentro con el presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Lamelas, y con la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. El objetivo es el de estrechar las relaciones comerciales entre Japón y España en esos La delegación japonesa en el encuentro con el presidente de la Cámara. (Foto: Peio García)
puntos de paso del Camino de Santiago francés.

Molinaseca es uno de esos puntos que en Japón ha suscitado interés. Allí, tanto con el apoyo del alcalde de la localidad como con el del responsable del albergue de peregrinos, se pondrá en marcha una exposición que mostrará la cultura japonesa y su particular camino, en uno de los enclaves más tradicionales del Camino de Santiago. Pero además, a lo largo del millar de kilómetros que separan Roncesvalles de Santiago de Compostela, han distribuido una serie de carteles similares a los que utilizarán en la Ruta de los 88 templos para su señalización y, de esta forma, promocionar su ‘camino’ en España. 

Intercambio de peregrinos

Los japoneses de la delegación que ha visitado León, se han confesado peregrinos y han realizado en varias ocasiones la ruta jacobea. Ahora buscan promocionar la suya y buscar el intercambio de peregrinos. De hecho, en España, cada vez es más frecuente ver caminantes japoneses. El año pasado, en la catedral de Santiago de Compostela, se registró medio millar de nipones.

También pretenden conocer de cerca las claves del Camino de Santiago y esos secretos que le han convertido en uno de los hitos históricos con más repercusión mundial. Los responsables de la promoción de la Ruta de los 88 Templos pretenden también que la UNESCO declare a su ‘camino’ Patrimonio de la Humanidad. La señalización, por ejemplo, es uno de los elementos que han destacado los nipones, ya que consideran que es una ruta accesible para los extranjeros que "no conocen el idioma ni la geografía”, según ha explicado Hirohumi Matsuoka, el director de NPO Shikoku Henro, nombre en japonés de la ruta.