LA DEVOCIÓN A SANTIAGO DE JUBERA EN LA EDAD MEDIA

santiagoExtracto de:
"LA DEVOCIÓN A SANTIAGO DE JUBERA EN LA EDAD MEDIA"
de Hortensia Ruiz Ortíz de Elguea.

El texto medieval en el que se recogen los milagros realizados por intercesión de Santiago de Jubera, es un cuaderno de diez folios de pergamino, cuatro pliegos doblados y dos medios pliegos más; uno de éstos es la portada y el otro el primer folio escrito.
Tamaño: 297 mm. largo por 210 mm. La caja de escritura tiene 210 mm. largo por 135 ancho. Dieciséis renglones en cada folio. La tinta es negra y algunas letras la han perdido parcialmente. El tipo de letra es libraria caligráfica fracturada. Escrita a línea tendida y apoyadas las letras en la caja de escritura trazada a punta seca. La encuadernación es simple. Sólo queda la tapa anterior que lleva dibujada una cruz griega en la parte superior, al centro, bajo la cual se lee en letras mayúsculas humanísticas:



MILAGROS DE SEÑOR SANTIAGO EL MAYOR, PATRÓN DE HESPAÑA, ESPECIAL DE LA VILLA Y JVRISDICION DE JVBERA


Apenas hay decoración en el texto. Se dejó espacio suficiente en el folio para dibujar una inicial de cierto valor caligráfico. Al no hacerse inmediatamente tuvo alguien que escribir una S mayúscula humanística con una ruda filigrana.
Mejores son unos frisos, de diversos motivos decorativos florales, de tradición medieval, que completan los espacios de punto y aparte en el texto. Seguramente están trazados por la misma mano de quien llevó a cabo la copia.
Carece el cuaderno de foliación. El comienzo de cada apartado se halla numerado al margen. Y en él también, en cifras arábigas de la era cristiana, se hallan expresadas dos fechas que en el texto figuran en letra y de la era hispánica.
Este memorial es copia del siglo XVI, de otro original, que recogía diversos milagros ocurridos probablemente en la primera mitad del siglo XII. El original, según se desprende del texto, tenía fecha de 1353. La causa de que se efectúa esta copia "de un sumario de los milagros"... escritos" en un pergamino de cuero..." es que "...por ser como es antigua y por el discurso del tiempo que ba/gastando e yba rota y cancelada y para que no se pierda/por el bien común y deboción de christiandad con/viene que la dicha memoria se traslade a la letra bien...de letra que se pueda leer y cada uno entiende..."
Son doce los milagros recogidos hasta 1353. Están redactados según este esquema: nombre del beneficiado y su lugar de origen; beneficio pedido; promesa de voto con juramento solemne; constatación de haber alcanzado el beneficio. Suelen dar pocos detalles aunque algunos complican la narración, pudiéndose leer en uno (el de Joan Abbad) un brevísimo diálogo.
No es necesario comentarlos pero sí pueden concluirse interesantes detalles de tipo sociohistórico.
Aparecen los siguientes lugares en el texto: Ocón; San Pedro de Yanguas, probablemente hoy San Pedro Manrique en la provincia de Soria; Marcilla, a donde viene Pero Ximénez, con sus mercaderías a una feria que acaso se celebraba en fecha posterior pero no lejana a la festividad de Santiago. Esta feria tendría su importancia para atraer a un mercader soriano, no sólo a ofrecer sus productos, de tipo ganadero, sino a adquirir otros agrícolas e industriales en una especie de trueque.

Artajona; de Milagro, Juan Trigoso, fue a Tudela; Alfaro; Calahorra; Monteagudo de Aragón; Fuentestrum; Val de Texeros, hoy Valtajeros en Soria; Jubera; Nalda; Bergasa.
Parece ser que la devoción por Santiago de Jubera era más intensa fuera de lo que hoy comprende la provincia de Logroño o, al menos, surtía efecto, según los doce milagros anteriores al siglo XVI. Los tres de esta época ocurren en un radio geográfico muy restringido respecto al anterior. ¿Puede deducirse que la devoción a Santiago ha disminuido en este siglo al decrecer el peregrinaje?
En cuanto a los votos, es muy frecuente el de ir a la ermita a velar o hacer una novena: "Joan Abbad que auia demanado muchas gentes que serian fasta cient personas o mas..." Pero Ximenez e su muger Elvira Ximenez vezinos de San Pedro de Yanguas dijeron"...que estaba mucha gente de Soria y su tierra en su casa y que iban a velar a Señor Santiago de Jubera..."
Según esto la casa y ermita de Señor Santiago de Jubera fueron un centro mayor de peregrinación, proveniente del Sur, en acción de gracias muchas veces.
Pero Ximenez prometió "...y ponerlo confrade (a su hijo) de la dicha casa (de Santiago). Existía por tanto en el siglo XIV cofradía en la ermita.
Muestra de un aspecto de religiosidad medieval: los milagros se efectúan, gracias a la intervención de Santiago, por Nuestro Señor. Señor Santiago es tan humano que se "venga" de quienes faltan a sus promesas o le rechazan, "enviando males" que obligan a nuevas súplicas.

Los votos son de tipo personal: ir a velar a la ermita, tener una novena allí los mismos beneficiados. Esto hace suponer la existencia de medios de estancia suministrados por la villa de Jubera y sus aldeas. Ahora bien, cuando se ruega por otra persona la promesa es "tomar el estado de cera (del enfermo) y llevarlo a la ermita".
En el siglo XVI continúa la devoción a Santiago. De este tiempo son los tres últimos milagros copiados. Están redactados según el esquema de los anteriores.
En los folios de papel hay aún más. Entre ellos uno de 1521 que indica es ahora cuando surge la tradición, constatada en muchos escritos sobre el tema de Santiago en la Rioja, de que este Apóstol vivió en este lugar de Jubera, basado en las conchas de diversas formas (bordones, veneras, calabazas y corazones), símbolos de Santiago que se encuentran en esta tierra.
Según Fray Manuel Risco es el P. Fray Atanasio de Lobera quien la recoge por vez primera en la "Historia de las Grandezas de la Ciudad e Iglesia de León", publicada en 1596. Luego la acentuarán los tratadistas de nuestros santuarios en el siglo XVII, Juan de Amiax y el P. Anguiano .
Será Fray Manuel Risco quien la rechace definitivamente en su España Sagrada.

 

MILAGROS DE SEÑOR SANTIAGO EL MAYOR, PATRÓN DE JUBERA

Sumario de los/ miraglos ,que nuestro/señor Jesuchristo a/supplicacion e inter/cession de señor Santiago Apo/stol luz,honrra y Patrón de Es/paña,ha mostrado en una su/devota casa situada en los limi/tes y término de la villa de Ju/bera que es en la diócesi de Cala/horra.No muy lexos de la dicha/villa.

Primeramente doña Maria/Pascual de la villa de Ocon que e/ra ciega se encomendó a señor/Santiago de Jubera y bino a ve/lar a su casa y tuuo una noue/ [fol. 1 v°] na y luego fue sana/.

Iten Ferran Solar que era contre/cho de las manos y sordo y esta/ua endemoniado, tuuo noue/na en señor Santiago y sano./

Iten Johan Ronco de Ocon que/tenia la garganta hinchada en/tal manera que no podía tra/gar la saliua. Se encomendo/a señor Santiago y tubo sus no/uenas y luego fue sano./

Jueves a veinte y dos dias de/octubre era de mylle trezientos/y ochenta y tres años dixeron/sobre juramento de la cruz y/por las palabras de los sanctos/ euangelios Pero Ximenez e su/ [fol. 2] muger Elvira Ximenez vezinos/de San Pedro de Yanguas,que/el sábado antes de Santiago/que estaua mucha gente de So/ria y su tierra en su casa,y que/yban a velar,a señor Santiago/de Jubera; y este Pero Ximenez/y su muger puesto en su volun/tad de yr con ellos también / a velar con un hijo que teni/an ,y que vinieron unos clé/rigos del dicho lugar de San/Pedro y ge lo sacaron de volun/tad que no fuesen y ansi se que/daron,y dixeron a los otros peregrinos yd vosotros con/ [fol. 2vo] Dios A velar,e después verne/is por aqui e yremos nosotros./E que tomó el dicho Pero Xime/nez sus mercaderias,y se fue pa/ ra Nauarra a la feria de Marzil/la.E dixo su muger que aun/su marido no hauia andado/dos leguas de camino,quan/do a su hijo Pedro le hera qui/tado el medio lado,que se to/lleçio,y se le voluio la boca y/caja y ojos atras.Y daua gran/ des vozes y no comía ni bebí/a.y cuando su padre voluió/de Nauarra y lo halló con to/das aquellas dolencias.Lo/ [fol. 3] prometió a señor Santiago de/Iubera,y de traer lo a tener no/uena y a uelar y ponerlo con/frade de la dicha casa,y tomo el estado de cera de su hijo y /lleuolo a cumplir el voto/.Y luego fue guarido de todas/ las enfermedades y dolenci/as que tenía.Desto fueron tes/tigos Pero Ruyz y Juan Mar/tynez y Lope Alfonso,clérigos/de Jubera.

Johan Bueno de Artaxona era ciego y encommendose a se/ñor Santiago de Jubera y tuuo vna nouena y luego fue sano/ [fol. 3vo].

Johan Trigoso de Myraglo/dixo que el auía dicho que él / no quería yr a Santiago de Jubera a tener nouena ni a uelar/ y que se fue de camyno para/ Tudela de Nauarra y que estan/do cauo vnas tiendas que o/uo sombra de Diablo y dio en/ tierra como endemoniado/ y haziendo figuras de loco y/ prometió de yr a tener nouena/a señor Santiago de Jubera y/luego sanó.

Pero Pérez, hijo de Domingo/Pérez de Alfaro, dixo sobre ju/ramento que el prometió de/ [fol. 4.°] yr a velar a Santiago de Jubera/por el ánima de su madre;y con/ negocios que tubo no pudo/yr y que adolescio en tal mane/ra que pensaron que era mu/erto,y que prometyo:que la/primera salida que el fiziese de/su casa seria a señor Santiago/si Dios le aiudare y diese salud/ y luego ouo salud en manera/que luego otro día se levanto/de la cama./

Ansy mesmo este mysmo Pe/ro Pérez sobbre juramento di/xo que un hyjo que tenia que/lo tenia por muerto,y que pro/ [folio 4.° v°] metió de lleuarlo,a señor Santi/ago de Jubera a velar,y tomaron/su estado de cera.Y que a la mis/ma hora que le quebró la mala/tia por la boca; en manera/que luego fue guarido./

Otro sy Alonso Pérez yerno de/Pero Miguel, especiero, vecyno/de la ciudad de Calahorra, ju/ró e dixo que tenia un hijo pe/queño y después que nascie/ra siempre lloraua,y no tenya/salud ny se tenia en pie, yque lo /prometió a señor Santiago de /Jubera,y llebarlo a velar, y lu/ego fue sano./ [fol. 5].

Otrosy Mari Sánchez, muger/de Pero Sánchez, de Montagudo/de Aragón, juró e dixo, que aui/a iazido en la cama ocho meses,/aborrida de su marido y de sus/hijos.Y que se enconmendó a/muchos sanctos y nunca ouo/mejoría.Y que se encomendó a/señor Santiago de Jubera y lue/go fue sana./

Iten Joan Abbad de Fuentee/strum juró e dixo,que auia de/manado muchas gentes, que /serian fasta cient personas o/mas, que no viniesen a velar a/Santiago de Jubera.Y luego esa/semana andando Maria su hi/ja con los segadores,que auia/ [fol. 5 v°] caydo como muerta en tierra/y que no fablaua ni entendia/loque dezian,y que los segado/res la trayeron a casa medyo/muerta, y la encomendaron a se/ñor Santiago de Jubera, e toma/ron su estado de cera y que pro/metió que viniese la moça a pi/es descalços fasta su yglesya y lu/ego se leuantó.Y dixo que esa/misma semana le adolesció una/yegua y oborto y se quería mo/rir y que la mandauan desol/lar.Y que le dixo su clauera: Joan/Abbad culpa tenedes a Santiago/de Jubera.fazelde algún conoci/miento:y rogadle que vos per/done y mandadle alguna lymos/ [fol 6] na y prometed de yr a su yglesia/.Y asy lo hizo, y la yegua se leuanto/sana a comer./

Dixo Diego Pérez, capellán de/Valde Texeros, que un hijo que/lo tenia por muerto, que no a/uia espíritu en él,y que lo que/ría mortajar y tomo su estado/de cera,y encomendólo a señor/Santiago de Jubera y luego re/suscitó en presencia de muchos/que ally estauan.

E yo Lope Marttynez escribano/publico por Nuestro Señor el Re/y en Jubera:otorgo y conosco/que vi leer los dichos miraglos/que Nuestro Señor Iesu Christo/mostró a yntercessión de señor/ [fol 6 v°] Santiago de Jubera, e por man/damiento de Ferran Pérez alcal/de del dicho lugar de Jubera y/de Ferran Ruyz e de Pero Ferraez/de Ruy Martínez cura de Sant Nico/las y de Ruy Ferrandez y de Joan/Pérez de Sençano y de Joan Ro/meo cura de Sancta Maria y de /Juan Ruyz, clérigo, y de otros/buenos omes del concejo de/Jubera,y de Ruy Goncalez y de /Ruy Nunez jurados esta carta/ de miraglos con mi propia ma/no escribi,siete dias andados/del mes de setiembre, era de mil/y trezientos e nouenta y vn a/ños.y desto fueron testigos que/lo vieron y oyeron Pero Ferra/ [fol. 7] ez hijo de Remiro Sánchez y Juan/Ferrandez hijo de Ruy Ferraez y/Pero Ruyz vezinos de Jubera/.E yo Lope Martínez escribano/sobre dicho fize en esta carta mi/sygno acostumbrado en fe y te/stimonyo de verdad.

Después de todo lo suso dicho/Nuestro Señor en esta su muy de/vota casa de señor Santiago a/supplycación suya haze grandes/y muy señalados myraglos y entre otros en nuestros tiem/pos acaescio En el año de mill/equinientos y treze años a do/ze dias del mes de jullio vn om/ [fol. 7 v°] bre que se llamaua Juan de Ver/gara capatero,estaua en el rio/labrando vnos cueros,y vino/vna grande crescida, y no la vi/o hasta que lo hauia cubierto/y el agua estaua encima mas de/dos grandes lancas.Y el se en/comendó a señor Santiago que /lo librase, y muncha gente que estaua cerca del rio que lo vey/an lo encomendaron a señor/Santiago, y los clérigos fueron/a la yglesya y dixeron vna salve/cantada e voluieron alla y es/tubo debaxo del agua mas de/vna hora:y al fin señor Sanctia/ [fol. 8] go, a quien el se encomendó, lo/libró.Y desto fueron testigos/la mayor parte de la villa en es/ pecial el cura Diego Gonçalez y/Gonçalo Fernandez clerygo.

En la villa de Nalda Sebastian/Fernandez vezino de la dicha vi/lla tenia vna ninna y a vista de/todos estaua finada,y fueron/lo a dezir a el dicho Sebastian/Hernández y vino y encomen/dola a señor Santiago y prome/tio de ofrescer su peso de cera y/a la mysma hora abrió los ojos/y fue sana.

Iten Francisco Bretón clérigo/ [fol. 8 v°] Vezino de Vergasa de Arnedo/estando malo de las tertianas/cinco meses,sele incharon las/ piernas y pies,en tal manera/que no podía andar,ny tener/se sobre las piernas.Y prome/tio de venir a velar vna noche/y encomendóse a señor Santi/ago y luego como vino y cum/plio su voto fue sano.Y jurolo/en forma devida.

 



jubera
La villa de Jubera está situada en el valle del río del mismo nombre en su margen derecha. Es pequeña y su población desciende progresivamente. Sin embargo, al mediar el siglo XI era una de las "civitas" existentes entonces en la actual provincia de Logroño según Antonio Ubieto Arteta en su Cartulario de Albelda. Tal denominación manifiesta su importancia, mantenida y acrecentada a lo largo de toda la Edad Media. En el siglo XVI contaba con 190 vecinos. Dos iglesias y varias ermitas poseía, sin contar con sus nueve aldeas. La de Santiago Apóstol era una de esas ermitas, levantada "extramuros de la dicha villa", en el cabezo que hoy lleva su nombre. Subsiste la ermita en estado ruinoso. La ermita y casa de Señor Santiago, como se la nombra en un Memorial, era iglesia de una nave de tres tramos, probablemente con cabecera cuadrada, levantada en el siglo XIII, o acaso ya a finales del XII, semejante o otras coetáneas suyas de la Sierra: Virgen del Collado, en Terroba; Nuestra Señora de los Remedios, en Moltalbo. No sabemos cómo surgió esta devoción hacia Santiago. Jubera no se halla en ninguna de las rutas principales de peregrinación; aunque no puede descartarse el valle del Jubera como una vía secundaria, procedente del Sur y confluyente en la que pasaba por Logroño. Por otra parte, esta ermita debió ser ella misma meta y no lugar de paso hacia Compostela. A ella vemos concurrir gentes de muy diversos lugares de los alrededores. Prueba de su fama es que un vecino de Calahorra ciudad que poseía su propia parroquia de Santiago desde el siglo XII, vaya a rogar a Santiago en Jubera. En la parroquia de S. Nicolás de Bari de Jubera, hay un retablo dedicado a Santiago. En cuatro paneles, a medio relieve, se narran cuatro momentos de su vida. Es de mediados del siglo XVII. El titular del retablo es una imagen de Santiago peregrino del siglo XIV. Probablemente este retablo estuviera en la ermita y a causa de su decadencia en el siglo pasado, se trasladara a donde hoy está.

Nota de la Redacción WEB.

Los textos que ofrecemos provienen del artículo:
"LA DEVOCIÓN A SANTIAGO DE JUBERA EN LA EDAD MEDIA" de Hortensia Ruiz Ortíz de Elguea.

Texto completo en formato PDF

Los cuadros pertenecen a la iglesia parroquial de Muro de Cameros (LA RIOJA)

Biblioteca Gonzalo de Berceo
Catálogo general en línea
© vallenajerilla.com